Hay una diferencia enorme entre ser padre y progenitor – Asociación Custodia Compartida de Alicante

Hay una diferencia enorme entre ser padre y progenitor

FacebooktwittermailFacebooktwittermail

Carmen Serrano, autora del libro ‘¡Me ha dicho mamá que no me quieres!’, se queda de que «lo peor es que, hasta ahora, la ley nos daba la razón, como si los niños fueran mercancía privada» ♦

 

  • 03/04/2013
 CARMEN SERRANO-AT

 

Carmen Serrano es valenciana de nacimiento. Hija de una familia numerosa, está casada y es madre de tres hijos. Estudió interpretación artística y guion cinematográfico. Participó en la difusión de la película ‘I want to be a soldier’, del director Christian Molina. Esta fue, precisamente, la que le hizo ser consciente de que los niños siguen siendo los grandes olvidados, las personas menos tenidas en cuenta. Los que soportan las crisis de los adultos, tanto económicas como emocionales. Trabaja como actriz publicitaria y en un proyecto audiovisual de educación emocional. Ahora, después de su primera publicación -a finales del pasado mes de diciembre de 2012-, ha firmado un contrato con una editorial francesa para iniciar la difusión internacional de su obra.

-¿Qué le impulsó a escribir este libro?
-Lo relato en las primeras páginas del libro. Sentada en una cafetería que daba a un parque lleno de niños, observé a uno que no jugaba con nadie… Estaba entre triste y enfadado, y parecía estar esperando a alguien. Ese alguien resultó ser su padre, al que nada más verlo y sin que a este le diera tiempo a decirle nada, el niño le dijo: «¡Me ha dicho mamá, que no me quieres!». Me partió el alma. Son muchos niños a quienes se les dice esto, y es el maltrato más dañino que emocionalmente se puede recibir siendo niño.

-¿Cuándo lo publicó?
-Publiqué mi libro el pasado diciembre con una pequeña tirada de 500 ejemplares. La verdad es que ha tenido una gran acogida y, cuando estaba a punto de salir una nueva, se puso en contacto conmigo una editorial desde París. Estoy feliz, porque yo no podía llegar a muchas librerías, y mucho menos a Sudamérica, desde donde tanto me lo han solicitado. Lo tendrán: la editorial me lo ha garantizado. Necesitamos que llegue el mensaje.

-¿Vienen los niños a este mundo a cumplir los sueños de los adultos?
Lamentablemente, en muchísimas ocasiones. Unas veces, porque piensan que el bebé arreglará los problemas del matrimonio (increíble, pero cierto…); otras, para conseguir al hombre del que se está enamorada; porque nos contaron que se nos ‘pasaba el arroz’; e incluso porque hay detrás una buena Visa o interés por un estatus. Naturalmente, estoy denunciando a los progenitores. De los verdaderos padres, nada tengo que decir. Solo darles las gracias.

-Defiende que hay una diferencia entre ser padres y ser progenitores…
-¡Enorme! Los primeros quieren ser; es decir, harán todo lo posible para no causar ningún daño a sus hijos, ni infligirles ninguna mella afectiva, aunque haya una separación de pareja por medio. Se ofrecen al cuidado, educación y amor a los mismos. Los segundos… es otro cantar. Estos quieren una posesión. Y cuando se rompe la pareja, llega la masacre infantil. Los chantajes, los rencores, el «vas a pagar los cuernos que me pusiste…». Y qué mejor arma que un niño, ese que sabes que el otro ama con todo su corazón. Qué mejor manera para hacer daño. Solo con que haya un progenitor en la pareja es suficiente para que el niño tenga la peor infancia que se pueda desear. Sobre todo, si a ese niño le ha tocado una progenitora.

-¿Han abusado las mujeres de la protección que les ofrece la ley para separar a los hijos de los padres?
-Hemos abusado, y mucho. En este país ya nadie obliga a una mujer a ser madre; nadie nos impone marido. Pedíamos igualdad para poder mantener relaciones sexuales sin necesidad por ello de ser madres, y ya somos iguales en derechos y obligaciones. Las mujeres nos hemos incorporado al mundo laboral, y queríamos que los padres de nuestros hijos se involucraran en la crianza y cuidado de los niños. Pero ahora que muchos lo hacen, les decimos que solo si seguimos casadas con ellos, si no los niños nos los quedamos nosotras (bueno… y la casa, y la posibilidad de que ese hombre pueda formar otra familia, y…). Lo peor es que, hasta ahora, la ley nos daba la razón, como si los niños fueran cosas o mercancía privada. ¡Qué rabia! ¿Por qué dejamos huérfanos a niños que sí quieren a sus padres? ¿Por qué pueden pasar más horas con el nuevo novio de mamá que con su padre? ¿Por qué pueden pasar más horas con su cuidadora que con su padre -uno de los dos pilares de su vida-, si además este lo reclama?

-Su primer libro está teniendo mucho éxito. De hecho, ha firmado un contrato con una editorial francesa. ¿Se plantea seguir escribiendo?
-Siempre escribí. No sé si bien, pero siempre lo hice. Este libro lo redacté con la esperanza de evitar sufrimientos, de desenmascarar a los progenitores que se hacen pasar por padres. Deseo hacer entender a las siguientes generaciones que si toman la decisión de ser padres, no tendrán excusa: conocen los errores que nosotros hemos cometido. Las leyes vigentes en una época no siempre coinciden con la justicia. ¿Si escribiré otro? ¡Creo que sí!

«Es derecho del niño tener dos padres»

-¿Le ha supuesto algún problema su defensa del derecho de los niños a la custodia compartida?
-Me han llamado unas cuantas cosas… Pero defender el derecho de un niño a tener padre (que no progenitor) es una obligación para todo adulto. Si te digo la verdad, los insultos de las personas que niegan a un niño su derecho a ser amado no me duelen. Sinceramente, no.

-¿Cómo debe actuar la pareja para evitar problemas emocionales a los niños con cualquier separación?
-A ver si nos aclaramos de una vez… La mujer en casa y con los niños es ser una sociedad machista. Si la decisión de traer hijos a este mundo la tomaron dos personas, la responsabilidad es de los dos, porque además es un derecho del niño. Mientras esto no sea así, seguirá habiendo muchas Belén Esteban y Paulina Rubio. Unas desangran emocionalmente a sus parejas; otras, económicamente; y otras interpondrán denuncias por maltrato familiar, porque saben que con eso impiden la custodia compartida. Que no olviden estas mujeres, que la que haga eso está poniendo una soga al cuello a las personas que de verdad sufren maltrato. Es por culpa de estas que se hacen pasar por víctimas, por lo que ahora se les cuestiona a las que de verdad lo sufren. Tampoco deben omitir que a quienes más daño ocasionan es a sus propios hijos, haciéndoles creer que su padre es un maltratador.

Necesito denunciar esto; estos hombres también son víctimas.

 

You may also like...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies